lunes, 26 de noviembre de 2012

New waves for old sandcastles.

Las mareas suben
y bajan.

Y con cada cambio, cuando decide la luna, vienen olas nuevas,
diferentes,
grandes,
o pequeñas;
rápidas,
o lentas...



Cambian, no hay dos iguales, pero hasta la más pequeña puede arrastrar un castillo de arena con ella.

1 comentario:

AlbaAG. dijo...

Hasta lo más pequeño puede ser lo más grande si nos lo proponemos.

<3