jueves, 28 de mayo de 2009

Déluge


Aquel día amaneció soleado.
A la hora del café el cielo se llenó de nubes, y para las dos de la tarde, los primeros
paraguas salieron de paseo.
La señoras tuvieron que ir a tomar el té con botas.

Hace 6 días me desperté y vi una vaca pasando al lado de mi balcón,
supongo que moriría cuando el agua llegó al nivel de las farolas.

Hace poco aparecieron los pececitos, pequeños, de colores.
Me entretengo jugando con ellos y a veces, hasta buceamos al parque de debajo de mi casa.

No se si el nivel bajará.

4 comentarios:

Punto cuadrado dijo...

"Hasta buceamos al parque de debajo de mi casa" ^^ esa mola muchísmo, jaja

No nos podrán parar. Ni aunq no tengamos un señor guía de actividades. Va a ser diferente sin este hombre.

El relato muy bueno. Muy tuyo^^ Me gusta (como si importase, jajaja)

Anda, caracol, nos vemos por el instituruto.

La Reina Cotilla dijo...

Hola Mario xD

[H/C]--(S) dijo...

^^

Tienes cosas mejores, pero siempre me gusta la personalidad y la cercanía que le das a lo que cuentas. Suena como un diario.



Pereza no me gustan, lo cual no impide que les robe una frase de vez en cuando como a todo hijo de vecino xD

Y no, eso ya quisiera yo que fuera mío. Ricardo Arjona chico^^
Con poco oído comercial^^ aunque es un poeta maravilloso.

Le comparan con Sabina, pero no le hace ningún favor.

Cuídate chico, a ver cómo seguimos con eso^^

teatrarte dijo...

Que subrrealista ¿no?