martes, 27 de enero de 2009

Siniestre semi-remorque.



He sujetado al camión como he podido, pero al final
ha saltado por encima mío como un tigre, a por
ella.









Hiperrealismo magico-alternativo.

1 comentario:

teatrarte dijo...

Yo, para ser feliz quiero un camión.