sábado, 27 de diciembre de 2008

Donner le change.


La vida esta en lo sucio.

Me levanto a las 5. Me meto en la bañera, que esta igual de mugrosa que siempre, babeando algo verdoso que ya avanza hacia el suelo.
En esta mierda de barrio nada está bien.
¿Que donde vivo? En un sitio grande, no hace falta saber donde exactamente. Lo único que debes saber es que lo grande tiene dos caras, y a mi me toco la que esta llena de mierda (el agua helada de la ducha me lo recuerda cada día).
Y bueno. Me visto como todos los días, al que madruga, le dan menos por el culo.
Bajo las escaleras mientras me acabo de cerrar la cazadora de cuero, y me coloco la pistola.
Bajo los 9 tramos de escaleras sin demasiada prisa. En el portal la mierda de siempre, los 3 yonkis de siempre buscando lo de siempre. Ya no hace falta enseñarles lo que llevo en los pantalones, me conocen.

Me paso por el taller (el taller, ja-ja-ja) a comprobar que todo va bien, y como siempre, el señor Hans tiene lista la comida (comida, ja-ja-ja). ¿Nada de transporte, dices? 13 manzanas mas tarde entrego el paquete y cojo una dirección. Llego, cojo la pasta y vuelvo al taller. De ahí lo mandaran a quien sea que controle esto. Menos mi parte, 900 en metálico que me van a dar para mas de lo que crees.
Salgo y le comento a un pillo que tal vez necesite un taxi para las 7. Parece que me entiende mejor cuando aflojo la pasta. Me quedan 880.

Nos pasamos por el barrio sur a comprobar si aun me quedan amigos, y consigo un Chevrolet Impala que no esta nada mal. De gratis, que me deben favores.

De ahí a comprobar que el barco aun no ha llegado. Y no.
¿Que qué barco? Ah! Es que hoy me voy a hacer rico.
Me aseguro de la hora exacta a la que llega mi vida. Sin cambios, como debe ser.

Me gasto 40 dólares en alquilar una motora, nada especial, un solo fueraborda, y otros 50 para convencer al dueño de que tengo licencia (válgame Dios, ya esta mas cara la integridad que el material).
Directos al muelle, a dejar la motora, y pierdo otros 20 en convencer al señor guardia para que tenga especial cariño con mi montura. Sin problemas.

Bien, al lado del muelle vive mi colega Joph. Joph no es de aquí. No se decirte de donde, pero de aquí no. Yo no lo se, el gobierno tampoco.
Joph, como muchos buenos inmigrantes (ilegales) que viven en este país, ha montado un negocio, vende movidas para pesca, ya sabes, cañas, sedal, cebo...esas cosas. Bueno, a mi me interesa lo de la parte de atrás.
50 por las ratas, 100 por las cajas, 20 por el transporte, 10 por los papeles.
El aerógrafo lo pone el.
Maquillamos las cajas hasta que están guapas, las rellenamos, y las llevamos al puerto.

Quedan 4 horas, tengo bastante prisa y 690 en el bolsillo.

40 mas en conseguir las ropas, 20 en la comida. (Me quedan 630).

Vestidos de pescadores, salimos al mar en la motora. Vuelta al cabo, y distinguimos a lo lejos el barco, atracado en el puerto de otra ciudad (esta no tan grande). Atracamos la motora, y conseguimos colarnos al barco. Cambio de ropa, y metemos nuestras cajas al barco (Joph tenia razón con lo del transporte, muy puntual). Descargamos el camión, llevamos nuestras cajas a dentro. Alojo una bala en la cabeza del vigilante, y lo incluyo en una de nuestras cajas. Sacamos las originales como buenos currantes que somos, y nuestro camión se va a dejar las cosas donde debe. En los periódicos del día siguiente: "Camionero arroja su carga al mar al perder el control del vehículo". Las cajas se hunden porque pesan. Dentro va mi vida.

Llego a casa, y aparco el Impala delante, como buen ciudadano. Destaca un poco sobre la mierda del barrio, pero bueno. Al pasar un silbido me confirma el taxi.
Duermo una hora.
Perdida al móvil que me despierta, y confirma que las cajas están en camino a mi nueva casa.
También confirma que el barco ha llegado, y que alguien se ha sorprendido por algún detalle.

Ya estoy vestido y con el periódico en las manos, bajo dos pisos, y me siento a la puerta de una casa que no es la mía.
Alguien grita ¡Agua! al ver acercarse los coches. Me hago el dormido, y la gente finge no mirar mientras ellos entran al edificio. Suben las escaleras rápido, sin correr, pero rápido. La velocidad a la que su jefe ha conseguido mis datos es bastante mayor: vienen a por mí. Pasan a mi lado mientras desenfundan las pistolas.
Suben dos pisos y llegan a mi casa. Para cuando tiran la puerta abajo, estoy saliendo por el portal, montándome corriendo y gritando en el taxi, obligándole a salir haciendo ruido, el suficiente para que lo vean desde mi ventana.
Damos media vuelta al bloque de edificios, me bajo, y le digo que continúe al mismo ritmo. Le doy 200 porque no va a seguir vivo mucho tiempo.
Abro el periódico, y deshago el camino hasta mi Impala. Al arrancar, dos coches negros pasan a toda velocidad por mi lado. Meto primera con tranquilidad, y tengo un viaje tranquilo hasta el puerto. Joph me confirma que el Oro esta colocado y vendido, solo queda que me confirmen la transferencia.
Le meto un tiro en la cabeza y tiro el cuerpo y la pistola al mar.

2o minutos después, me gasto 200 en un pasaje de avión para Miami.

Le doy 230 a un buen pobre, que me regala una cara de felicidad de esas que no se olvidan.


Luego pienso - desde mi asiento en el avión - que, oficialmente, estoy sin blanca.


8 horas mas tarde (en realidad son 4, pero es lo que tienen los viajes hacia el este), aterrizo en mi nueva ciudad.

Un timbrazo al móvil. Trasferencia confirmada.


9.000.000 US $ en mi cuenta corriente.

Con elegancia, como a mi me gusta.

5 comentarios:

[H/C]--(S) dijo...

mugrienta^^


xDD Puliendo costo hace escuela no?


Me parece un gran texto.
Me encantan los detalles irónicos, lo que veo más flojo es la parte del subidón de adrenalina^^ me deja un poco frío.

No veo ningún problema con el final la verdad.

Luego me cuesta comprender un poco la jugada pero eso soy yo que soy subnormal xDD



cuidate bro!!

Punto cuadrado dijo...

Es muy buena. Tiene algo que engancha. Si no me hubiera gustado la habría dejado a medias.

:)

Mr Hans dijo...

uf! si fuera así de facil...

buen intento.

Misstar dijo...

a mi me recuerda a soy leyenda. haha
como la otra que escribiste.. hace mucho!

porque alicia tiene usuario pero nunca escribe nada? >.<

Eduardo dijo...

Me ha encantado tio... Cojonuda. Sigue escribiendo. Me recuerda casi al asesino de Bangkok Dangerous jajaja